domingo, septiembre 24, 2006

Instante Fugaz

"Tren con destino Madrid, vía 5" Ese era mi tren. Todavía algo dormido entre en el vagón y me senté en el primer asiento vacío que encontré. Entre el sueño y el frío que hacía, estaba realmente ausente esa mañana. Tanto que hasta pasados diez minutos no reparé en aquella chica que se había sentado enfrente mio. Iba con otras dos personas más que no paraban de hablaban. Sin embargo ella permanecía en silencio. Llevaba un par de pendientes de esos redondos que tanto están de moda. Era realmente bonita.

Me pasé la mayor parte del trayecto mirándola. Fue una de esas veces, un instante fugaz, cuando coincidieron nuestras miradas. En aquél momento olvidé todo, el trabajo, las citas que tenía por la tarde, los clientes que debía visitar... Dos paradas después yo estaba bajando del tren, ella continuaba el trayecto. Y a través de la ventana vi sus ojos mirándome de nuevo por última vez.


Tantos instantes fugaces que dejamos escapar, ¿qué habría ocurrido si hubiésemos cogido alguno de ellos? Mejor no preguntárselo, mejor hacerlo, puede que no haya mañana...

2 comentarios:

Rayco dijo...

Deberías haberte presentado de manera casual, esas ocasiones no hay que dejarlas pasar. Quien sabe si era el amor de tu vida ;-)

Blanquita de los Bosques dijo...

Deberias escribir l continuacon! Un reencuentro y un amor predestinado! :P